La lluvia anuncia lo inevitable, al norte los vientos árticos llegaran a sacudir cuerpos vacíos.

Advertisements